Diseño De Curso De Aprendizaje Optimo

Image for post
Image for post

Siempre y donde sea que hemos facilitado o impartido un curso, independientemente del tema, nos aseguramos de que haya sido diseñado de manera que no solo involucre a los participantes en términos de interés y deseo, sino también en términos de pragmáticos de aprendizaje.

No hay aprendizaje más profundo que el desarrollado al hacer algo con una mente abierta y un corazón ansioso.

El 1er ingrediente para el diseño de un curso de aprendizaje óptimo

El primer “ingrediente” de una clase catalítica diseñada para un aprendizaje óptimo, es un programa de estudios o sílabo.

Un sílabo no debe diseñarse para retratar el ego de un profesor todopoderoso y sabelotodo, que es más íntimidante que cualquier otra cosa. Un sílabo para un aprendizaje óptimo debe diseñarse no solo para atraer a la audiencia determinada, sino también para desafiarla.

La mayoría de los seres humanos aman los desafíos y, si el programa de estudios está bien diseñado, después de leerlo, el público al que se dirige debe estar enganchado. Pero esto es solo el comienzo. Una vez que la audiencia está enganchada, el sílabo debe proporcionar un camino claro hacia los objetivos deseados, a la vez que permanece abierto de forma proactiva y flexible a cualquier posibilidad.

El 2do ingrediente para el diseño de un curso de aprendizaje óptimo

El segundo ingrediente para el diseño de un curso de aprendizaje óptimo es el lugar o entorno en el que se impartirá el curso.

Aunque, en función del interés y el deseo de los participantes, el verdadero aprendizaje puede tener lugar en cualquier lugar, siempre es mejor tener un entorno propicio para el aprendizaje superior. Esto significa que, además de los requisitos mínimos de infraestructura y tecnología, el lugar también debe estar aislado de distracciones y disturbios de cualquier tipo.

El 3er ingrediente para el diseño de un curso de aprendizaje óptimo

El tercer ingrediente para el diseño de un curso de aprendizaje óptimo es el pensamiento crítico.

El arte del facilitador se basa en la capacidad de equilibrar los entregables dados con las muchas necesidades conocidas y desconocidas de los participantes. Solo es una tarea enorme y requiere grandes habilidades de pensamiento crítico, especialmente cuando los participantes no están de se mejor humor. El pensamiento crítico le permite al facilitador convertir cualquier negativo en positivo para el beneficio del bien común.

El 4to ingrediente para el diseño de un curso de aprendizaje óptimo

El cuarto y último ingrediente para el diseño de un curso de aprendizaje óptimo es la actitud de los participantes.

Puede darse el caso de que, independientemente de todos los demás ingredientes, los participantes se sientan “con derecho” a algo. Este puede ser el mayor desafío para que el facilitador se dé la vuelta. La clave está basada en la transparencia y la confianza. Cuando los participantes son capaces de demostrar transparencia, surgirá la confianza y prevalecerá la buena voluntad común sobre los intereses individuales / particulares que brindarán una oportunidad aún mayor para que tenga lugar el aprendizaje.

JC Wandemberg Ph.D.

Presidente y Fundador

Sustainable Systems International

Sobre el author: El Dr. Wandemberg es consultor internacional, catedrático y analista de asuntos económicos, ambientales, sociales, administrativos, y politicos. Por los últimos 30 años el Dr. Wandemberg ha colaborado con corporaciones, comunidades, y organizaciones integrando sostenibilidad a través de procesos de auto-transformación organizacional y mediante Principios de Diseño de Sistemas Abiertos, catalizando una Cultura de Transparencia, Confianza, e Integridad.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store