Ejercitas Realmente Tu Libre Albedrio?

Image for post
Image for post

Contrariamente a la creencia común, el libre albedrío no es hacer lo que queramos. En realidad, es todo lo contrario.

Piénsalo. ¿Por qué haces lo que sea que haces?

Somos impulsados y/o condicionados intrínsecamente, e.g., por nuestras bacterias intestinales que nos hacen desear algo, y/o extrínsecamente, e.g., manteniendo las apariencias. Por lo tanto, rara vez ejercemos nuestro libre albedrío.

Definamos el libre albedrío como actuar por nuestra propia voluntad.

Pero, nuevamente, ¿qué se supone que significa esto cuando estamos atrapados dentro de una dimensión de tiempo y espacio dentro de la cual somos conducidos y condicionados?

Lo ves, cualquier cosa que hagamos dentro de esta dimensión no puede considerarse libre porque siempre estamos impulsados y/o condicionados.

La única forma de escapar de esta dimensión y condicionamiento es trascendiéndolo a través de nuestro estado superior del ser, es decir, nuestra Divinidad.

Sin embargo, casi nunca estamos conscientes de nuestra divinidad y mucho menos tenemos la capacidad de ejercerla!

Algunas personas se han confundido aún más por la falsa dicotomía del libre albedrío versus el determinismo porque, aunque todo se ha determinado dentro de nuestra dimensión de tiempo y espacio, es decir, desde una perspectiva relativa, desde una perspectiva absoluta, aún podemos ejercer el libre albedrío trascendiendo lo mundano y de este modo convertirnos en cocreadores de nuestro destino.

Einstein tenía razón en parte cuando dijo que “no existe tal cosa” al mirar el libre albedrío desde una perspectiva relativa. Sin embargo, la belleza de la mente humana es que no está limitada por esta dimensión relativa del tiempo y espacio. Por lo tanto, desde una perspectiva absoluta, podemos ejercer el libre albedrío y convertirnos en los cocreadores de nuestro destino.

El único problema es que simplemente darse cuenta de esta perspectiva absoluta es una hazaña extraordinaria que muy pocos humanos han podido lograr y actuar en base a esta conciencia es aún mucho más difícil.

Solo aquellos que han nacido con un altruismo innato o Gracia, para dar en lugar de tomar, han podido lograr cosas asombrosas, como los milagros realizados por los Santos.

Que yo sepa, el único ser humano plenamente consciente de Su Divinidad y que por lo tanto pudo resucitar de entre los muertos tres días después de su crucifixión fue el Hijo del Carpintero.

No conozco a ningún humano (como he escrito en otra parte) que haya podido manejar completamente sus emociones, especialmente la emoción más poderosa que cualquier humano pueda sentir, a saber, el miedo a la muerte, hasta el punto de transpirar sangre, que no sea El hijo del carpintero.

Espera un segundo, ¿qué tiene que ver el dominio de nuestras emociones con el ejercicio de nuestro libre albedrío?

Bueno, es físicamente imposible ejercer el libre albedrío cuando estamos regidos por nuestras emociones.

La única posibilidad de escapar de nuestras emociones, es decir, trascender el tiempo y espacio, es ejerciendo nuestro estado superior del ser (es decir, nuestra Divinidad).

La mejor manera de probar el libre albedrío es en relación con nuestro ego. Si actuamos en base a nuestro ego, no estamos ejerciendo el libre albedrío ya que nuestro deseo de recibir nos convierte en instrumentos de nuestro deseo. Solo los actos de altruismo son actos de verdadero libre albedrío.

Si no somos los amos de nuestros pensamientos, entonces nos convertimos en esclavos de nuestras acciones.

¡A la Salud del Poder de Tu Libre Albedrío!

JC Wandemberg Ph.D.

Presidente y Fundador

Sustainable Systems International

Sobre el author: El Dr. Wandemberg es consultor internacional, catedrático y analista de asuntos económicos, ambientales, sociales, administrativos, y politicos. Por los últimos 30 años el Dr. Wandemberg ha colaborado con corporaciones, comunidades, y organizaciones integrando sostenibilidad a través de procesos de auto-transformación orgnizacional y mediante Principios de Diseño de Sistemas Abiertos, catalizando una Cultura de Transparencia, Confianza, e Integridad.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store