Image for post
Image for post

Gran parte de lo que mucha gente llama “administración” consiste en hacer más difícil el trabajo de los demás.

La complejidad organizacional, derivada directamente de la burocracia, es el culpable número uno. Y no se trata de crear una política ‘nueva y mejorada’. ¡Es simplemente una cuestión de transformar la composición genética restrictiva y tropofobica de su organización!

¡El costo de la burocracia debido a la pérdida de productividad asciende a más de 1 TRILLÓN por año solo en los EE. UU.!

¡Si incluimos el resto del mundo, esa cantidad podría superar los $ 3 Trillones de dólares al año! Con esta cantidad de dinero, todos los ciudadanos del mundo podrían disfrutar no solo de servicios gratuitos de vivienda, educación y salud, sino que también podrían erradicar el hambre y las enfermedades.

Irónica, demasiados gerentes están sumamente ocupados “administrando” y no tienen tiempo para progresar!

Además, empresas poco éticas y orientadas a hacer dinero a como de lugar, se han adueñado del negocio de consultoría organizacional y han secuestrado la salud de las organizaciones --de forma similar a como las farmacéuticas han secuestrado la salud de la mayoría de la gente-- haciendo que el proceso de “desburocratización” sea deliberadamente interminable. De esta manera, la confusión ha creado más problemas que la propia enfermedad y así siguen obteniendo ganancias con sus altos honorarios de consultoría.

Sin embargo, algunos CEO inteligentes no han sido engañados y han aprovechado de una solución que obviamente han mantenido como su secreto más preciado.

Aquí, revelo su secreto:

La transformación el ADN organizacional!

Es decir, de los principios de diseño organizacional.

No hay necesidad de pagar un centavo por metodologías “nuevas y mejoradas,” el “secreto” radica en el poder de la estructura organizacional basada en el Segundo Principio de Diseño (2PD), es decir, en un ADN expansivo/tropofilico y no restrictivo/tropofobico como lo es la burocracia.

No hay duda de que la mejor forma de predecir el futuro es creándolo. Sin embargo, ¿sabes cómo crear una estructura organizacional basada en el segundo principio de diseño?

¡Te invito a descubrirlo ahora mismo y a crear el futuro más brillante de tu organización!

En el mundo de hoy, la necesidad de descifrar el código de la innovación para estar en CLM (Continuous Learning Mood) es fundamental. El problema surge cuando la mayor parte de la energía de la organización se utiliza para solucionar los problemas diarios, dejando poco tiempo/energía para evitar que ocurran nuevos problemas, es decir, para volverse pro-activos.

Este parece ser el caso con la mayoría de las organizaciones que se sienten impotentes para liberarse de esta pesadilla de recurrencia diaria, convirtiéndose así en presa fácil para las empresas de consultoría organizacional que se han centrado en lidiar solo con síntomas cuyas prácticas comerciales son altamente rentable.

Cuando uno se siente impotente para liberarse de los problemas diarios, obviamente le da la bienvenida, sin mucho cuestionamiento, a cualquier posible ayuda o solución.

Pero el verdadero problema surge cuando la “solución” no resuelve los síntomas, y mucho menos la enfermedad. Creando una dependencia cada vez mayor en el proveedor de la “solución,” empeorando las cosas a corto y largo plazo.

Esto parece ser exactamente lo que ha sucedido en las últimas dos décadas con la mayoría de las compañías y sus proveedores de “soluciones” que han sido muy creativos ideando todo tipo de métodos y “remedios nuevos y mejorados” después de que todas sus anteriores “soluciones” proporcionaran poco o ninguna ayuda, en su intento por mantener su poca credibilidad.

Todos estos métodos y “soluciones nuevas y mejoradas” se han basado en todo tipo de talleres o estrategias para crear una “nueva cultura” al remodelar la organización existente en base a formas muy creativas como “Holacratica”, “Caordica”, “Matricial”, “Celular”, “Plana”, “Horizontal”, etc., etc. Todos estas son fenotípos, es decir, formas y aspectos, y no hacen nada para cambiar la composición genética restrictiva/tropofobica de la organización y, por lo tanto, su cultura.

El hecho es que la enfermedad está en la composición genética de la organización, no en su forma u aspecto externo, y esto es lo que debe abordarse. La enfermedad se llama burocracia o jerarquía restrictiva/dominante/tropofobica.

Incluso si piensa que su estructura organizacional es una “jerarquía plana”, no hace ninguna diferencia, puede llamarla como quiera, no importará en absoluto. Independientemente de la forma o apariencia de su estructura, a menos que cambie deliberadamente los principios de diseño organizacional, es decir, la genética organizacional, continuará teniendo una jerarquía restrictiva/dominante/tropofobica, es decir, burocrática.

Algunos piensan que el problema de la burocracia es que se tiene “demasiados empleados”. No lo es, ya que una empresa puede tener dos personas y seguir siendo una burocracia, es decir, una jerarquía restrictiva/dominante/tropofobica.

Aquí es donde la mayoría de la gente se pierde, incluso personas de recursos humanos, que se han confundido por todas las formas y apariencias creadas por los proveedores de “soluciones nuevas y mejoradas”.

A menos que se cambie la jerarquía restrictiva/dominante/tropofobica con una jerarquía expansiva/no-dominante/tropofilica, su organización seguirá siendo burocrática. Esta es la misma estructura que hace unos 200 años dio lugar a la primera revolución industrial gracias a su diseño organizacional deliberadamente estructurado para restringir el comportamiento humano.

Sin embargo, ya en la década de los 50s, esta jerarquía restrictiva/dominante comenzó a mostrar su anacronismo y demostrar que ya no era capaz de ofrecer lo que requerían los nuevos tiempos, es decir, una estructura organizacional con capacidad de aprendizaje, una jerarquía expansiva/no-dominante/tropofilica. En otras palabras, todo lo contrario de la estructura burocrática que, en lugar de restringir, mejoraría el comportamiento humano. Por lo tanto, liberando el poder de la innovación en cada persona.

Esta es precisamente la solución que fue desarrollada, refinada durante seis décadas, y ofrecida de manera totalmente gratuita por Fred Emery y su esposa Merrelyn, quienes dedicaron toda su vida en beneficio de la humanidad al establecer los principios de diseño organizacional que liberan el poder de la colaboración, empoderamiento, responsabilidad, y compromiso.

Esta solución a las pesadillas infinitas causadas por las patologías de las estructuras burocráticas tiene solo dos fases. La primera fase se llama Conferencia de Búsqueda, y la segunda es el Taller de Diseño Participativo. A través de este proceso maravillosamente simple, pero extremadamente profundo, los trabajadores rediseñan su lugar de trabajo en un solo día, convirtiendo cualquier jerarquía restrictiva/dominante/tropofobica en una jerarquía expansiva/no-dominante/tropofilica.

En tan solo un día su empresa puede desarrollar la Actitud del primer día-siempre!

Además, no genera resistencia alguna. Su organización se convierte en una organización inteligente, de aprendizaje continuo, que se reinventa de manera pro-activa diaria y sin fin!

JC Wandemberg Ph.D.

Presidente Y Fundador

Sustainable Systems International

Sobre el author: El Dr. Wandemberg es consultor internacional, profesor y analista de asuntos económicos, ambientales, sociales, administrativos, y politicos. Por los últimos 30 años el Dr. Wandemberg ha colaborado con corporaciones, comunidades, y organizaciones integrando sostenibilidad a través de procesos de auto-transformación orgnizacional y mediante Principios de Diseño de Sistemas Abiertos, catalizando así una Cultura de Transparencia, Confianza, e Integridad.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store