La Importancia De La Sostenibilidad

Image for post
Image for post

La importancia de la sostenibilidad (como quiera que sea definida), como base para el bienestar social, institucional, ambiental y económico, ha sido reconocida mundialmente.

La necesidad de repensar los enfoques que mejor garanticen la sostenibilidad ambiental, social, institucional y económica ha sido reconocida y documentada por investigadores, científicos sociales y agencias gubernamentales en todo el mundo (Anderson, 1991; Beckerman, 1992; Brown et al., 1993; , Daly, 1993, Homer-Dixon et al., 1993, Toman, 1994, Upreti, 1994, Utton et al., 1976, Young, 1992).

El reconocimiento, sin embargo, es la parte fácil. Lo que queda por determinar es el medio por el cual se puede lograr mejor la sostenibilidad social, económica y ambiental.

La degradación ambiental, como la deforestación, la desertificación, la destrucción de los humedales, la contaminación del aire y del agua, siguen alcanzando proporciones sin precedentes. Esto es particularmente evidente en algunas partes del mundo “menos desarrollado” (Bos, 1994, Brown, 1993, Douthwaite, 1993, Duchin y Lange, 1994, Hudson, 1991).

La creciente presión del “libre” comercio y la utilización y asignación ineficientes de los recursos naturales en estas partes del mundo imponen restricciones cada vez mayores a los medios de subsistencia y al bienestar de los pueblos locales. Bienes de capital insignificantes combinados con derechos de propiedad inexistentes o mal definidos, servicios financieros inaccesibles, redes de seguridad inadecuadas o inexistentes en tiempo de desastre o estrés e incapacidad (o falta de voluntad debido a la incapacidad) obligan a la gente a adoptar horizontes de tiempo cada vez más cortos.

Estas decisiones forzadas favorecen las necesidades y metas inmediatas con respecto a los objetivos a largo plazo, o ideales, y a menudo contribuyen a una espiral descendente de degradación económica, social, institucional y ambiental (FIDA, 1995).

El énfasis en lo que puede constituir el mejor medio para tratar los efectos no compensados (es decir, las externalidades negativas) y los resultados insostenibles de los proyectos asociados con los programas de desarrollo debe convertirse en una prioridad en las estrategias de desarrollo local y mundial.

Este enfoque fue reconocido en 1987 por la Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (WCED, 1987) o el Informe Bruntland, y de nuevo en junio de 1992 en la Cumbre de Río por la Comisión de Desarrollo de las Naciones Unidas (UNDC, 1992) “La democracia en todos los niveles de gobierno, la participación de grupos comunitarios y organizaciones no gubernamentales, y la igualdad de derechos para todos son clave para el desarrollo sostenible”.

Sin embargo, no es factible traducir esta declaración en acciones, y mucho menos para lograr un “desarrollo sostenible”, sin un conocimiento conceptual y comprensión de las organizaciones humanas y sus comportamientos subyacentes.

¿Qué quiere decir la gente cuando habla de “sostenibilidad”?

Las definiciones de la sostenibilidad abundan. Sin embargo, la mayoría de las definiciones de “sostenibilidad” comparten al menos dos cosas en común: (1) Todas son obviamente antropocéntricas; Y, (2) Todas hablan de un proceso o estado ideal.

Basándose en estas dos observaciones y en el trabajo seminal de Ackoff y Emery (1972), la única definición operativa hasta el día de hoy es la siguiente:

La Sostenibilidad es un Proceso Socio-Ecológico Caracterizado por un Comportamiento en Busca de Ideales.

¿Qué es el comportamiento en busca de ideales?

Es el comportamiento caracterizado por el DESEO y la CAPACIDAD (es decir, la oportunidad y los recursos) para:

- Progresar hacia un ideal común eligiendo un nuevo objetivo cuando uno ya se ha logrado o el esfuerzo para lograrlo ha fracasado;

- Sacrificar una meta u objetivo por el bien de un ideal.

IDEAL: Un estado o proceso inalcanzable (en un punto dado en el tiempo / espacio) pero indefinidamente aproximable.

Sólo los ideales sirven como pautas apropiadas dentro de un contexto de incertidumbre y complejidad porque sólo los ideales son libres de tiempo, por lo tanto, intrínsecamente proactivos-adaptativos en sí mismos. Los cuatro ideales universales son:

  1. Homonomía; 2) Nutrición; 3) Humanidad; 4) Belleza (Emery, 1993).

El comportamiento en búsqueda de ideales es lo que convierte en Tropofilica a una acción, nación, u organización y que permite prosperar dentro de dominios Cisne Negro. Su comprensión práctica y el conocimiento conceptual de organizaciones humanas y sus comportamientos subyacentes es parte una parte fundamental de la Tropofília.

JC Wandemberg Ph.D.

Presidente y Fundador

Sustainable Systems International

Sobre el author: El Dr. Wandemberg es consultor internacional, catedrático y analista de asuntos económicos, ambientales, sociales, administrativos, y politicos. Por los últimos 30 años el Dr. Wandemberg ha colaborado con corporaciones, comunidades, y organizaciones integrando sostenibilidad a través de procesos de auto-transformación orgnizacional y mediante Principios de Diseño de Sistemas Abiertos, catalizando una Cultura de Transparencia, Confianza, e Integridad.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store