Porque Los Humanos Se Preocupan Más Por Sus Mascotas Que Por Otros Seres Humanos?

Image for post
Image for post

Recientemente escuché a una amiga hablar de cómo ella “salvó” a un perro callejero y, mientras escuchaba, también me preguntaba por qué los humanos gastan más en cosas no esenciales para sus mascotas — además de comida — que en ayudar a otros seres humanos?

La respuesta puede sorprenderle, aunque, en el fondo, ya debe saber la razón.

Lo hacen porque es una manera fácil de sentirse bien con ellos mismos mientras viven en la negación.

Refuerzan su creencia de que son “buenos” seres humanos que se preocupan por los animales indefensos y frágiles.

Está bien. No hay mayor problema con esto.

Lo que encuentro difícil de aceptar es su negación sobre su prójimo, seres humanos que están tratando de mantenerse con vida sólo un día más.

Este es un problema psicológico muy complejo. Uno que muy probablemente haya experimentado usted mismo sin saberlo.

No hay peor enemigo que el que está dentro de nosotros mismos.

Al cuidar a un animal, algunos humanos apaciguan su mente de la culpa y la vergüenza que sienten subconscientemente por ignorar a sus compañeros humanos necesitados. Otros, simplemente cambian la responsabilidad y culpan a esos mismos seres humanos que tratan de mantenerse vivos por su “triste estado” o por su “incompetencia”.

Pero hay una razón más profunda por la que los seres humanos prefieren cuidar a un animal en lugar de a un compañero humano, y tiene tres ramificaciones:

1) Miedo (es decir, evitar el dolor).

2) Comodidad e Ignorancia (prefieren ignorar la realidad de otros seres humanos para no sentirse incómodos).

3) Falta de empatía (es decir, no tienen compasión).

El miedo a las responsabilidades involucradas en el cuidado de un ser humano es bastante comprensible porque estas responsabilidades son muy graves y pueden incluso tener consecuencias legales mayores que con el cuidado de animales aunque, increíblemente, a veces sucede lo contrario!

Sin embargo, este no es el tipo de miedo que viene a la mente cuando se piensa en ayudar a un ser humano. Este miedo tiene más que ver con conseguir “complicarse” sin ninguna “razón.” Después de todo, ¿qué me importa?

Mientras que, si cuido de una mascota, recibo gratificación inmediata sin un mayor compromiso o responsabilidad adjunta.

La comodidad, ignorancia, y la falta de empatía van juntas. Hay un viejo adagio que dice: “Nunca atribuyas a la malicia lo que se explica perfectamente por la ignorancia o estupidez.” Pero la estupidez se vuelve malicia.

Simplemente es imposible empatizar verdaderamente si uno nunca ha experimentado una situación similar, y mucho menos si nunca se ha pensado en ello.

Como seres humanos, sin embargo, debemos estar al menos un poco conscientes del hecho de que sólo vivimos una vez y el tiempo es implacable.

¿Cómo podemos esperar cuidar bien a nuestras mascotas cuando ni siquiera hemos sido capaces de cuidar a nuestros semejantes?

El tiempo para el razonamiento y la reflexión quedo muy atrás. En esta época de “conectividad” global nos hemos vuelto mucho más indiferentes que nunca.

Debemos despertar y, al menos, estar conscientes de ello.

Es tiempo que tengamos nuestras prioridades bien claras y la razón de nuestra existencia más clara aun!

JC Wandemberg Ph.D.

Presidente y Fundador

Sustainable Systems International

Sobre el author: El Dr. Wandemberg es consultor internacional, catedrático y analista de asuntos económicos, ambientales, sociales, administrativos, y politicos. Por los últimos 30 años el Dr. Wandemberg ha colaborado con corporaciones, comunidades, y organizaciones integrando sostenibilidad a través de procesos de auto-transformación orgnizacional y mediante Principios de Diseño de Sistemas Abiertos, catalizando una Cultura de Transparencia, Confianza, e Integridad.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store