Se ha dicho que la “belleza” está en el ojo del espectador. La ciencia ha demostrado que la belleza está realmente en los genes del espectador.

Pero primero, definamos lo que queremos decir con “mente bella”.

De acuerdo a Michael Scriven y Richard Paul, una mente bella es capaz de un proceso intelectual y disciplinado para activa y hábilmente conceptualizar, aplicar, analizar, sintetizar y/o evaluar la información recopilada o generada por la observación, la experiencia, la reflexión, el razonamiento o la comunicación, como una guía para la creencia y la acción. Se basa en valores intelectuales universales que trascienden las divisiones de materia: claridad, exactitud, precisión, consistencia, pertinencia, pruebas sólidas, buenas razones, profundidad, y equidad .”

Contrariamente a la práctica humana común que le gusta dicotomizar y / o categorizar todo y dividir en pequeñas partes simples, la vida no sigue las reglas, regulaciones o “lógica” humanas.

¡La vida es un proceso bellamente diseñado que sigue la mejor alternativa posible de la física cuántica!

Es evidentemente obvio, al menos para aquellos que todavía se las arreglan para permanecer cohibidos, que la complejidad de la vida, en todos los sentidos, sigue aumentando exponencialmente.

Paradójicamente, este dramático aumento de la complejidad también le ha dado a los humanos la capacidad de desarrollar la única habilidad que necesitan para manejar la creciente turbulencia e incertidumbre, a saber, la Tropofilia a través del pensamiento crítico.

Es paradójico porque la mayoría de las personas sienten que no tienen tiempo para pensar, y mucho menos para pensar críticamente.

Se han escrito miles de libros sobre una variedad de “inteligencias” humanas (por ejemplo, inteligencia emocional, inteligencia práctica, inteligencia analítica, etc.) y se han realizado miles de estudios sobre habilidades cognitivas que siguen categorizando y dividiendo las propiedades y funciones del cerebro. .

Si bien este trabajo es encomiable, ya que ha contribuido a nuestra mejor comprensión de la mente humana de muchas maneras, también ha creado ideas muy engañosas con respecto a cómo utilizar nuestro poder cerebral.

Verá, muchos “expertos” venden sus servicios y / o productos para ayudar a otros humanos a manejar la complejidad de sus vidas diarias mediante el desarrollo de propiedades específicas del cerebro por separado, por ejemplo, para desarrollar aún más su creatividad, su memoria, su poder analítico. etc.

Por lo tanto, ¿cuáles son los rasgos de una mente bella?

Con base en la definición anterior, estos rasgos son infinitos, pero los 19 rasgos a continuación son de suma importancia:

1. Apertura Mental

La mente abierta es, por definición, ilimitada. El poder de una mente abierta se puede apreciar mejor cuando se trata con un individuo de mente estrecha.

2. Profundidad de Pensamiento

La capacidad de profundizar en la complejidad insondable de la vida misma.

3. Alcance/Amplitud de Pensamiento

La capacidad de abarcar y visualizar puntos de vista considerados imposibles.

4. Claridad de Pensamiento

Un claro sentido de un propósito superior.

5. Exactitud de Pensamiento

La capacidad de evitar errores o distorsiones del pensamiento para acercarse a un objetivo a un nivel macro.

6. Precisión de Pensamiento

La capacidad de alcanzar un objetivo de manera confiable y consistente a un nivel micro.

7. Consistencia de Pensamiento

La capacidad de evitar la disonancia cognitiva, manteniendo así la precisión del pensamiento.

8. Relevancia de Pensamiento

La capacidad de determinar prioridades y permanecer firme y pragmático.

9. Intención/Imparcialidad de Pensamiento

La capacidad de no solo ejercitar la inteligencia emocional, es decir, manejar las emociones positivas y negativas para evitar sesgos y seguir siendo objetivos, y, lo que es más importante, mantener los valores y principios morales, éticos, y espirituales.

10. Inquisitividad de Pensamiento

La capacidad de cuestionar para innovar ad infinitum.

11. Plasticidad de Pensamiento

La capacidad de ser mentalmente proactivo-adaptativo.

12. Ingenio de Pensamiento

La capacidad de imaginar lo inimaginado, es decir, ser creativo hasta el infinito.

13. Pragmatismo de Pensamiento

La capacidad de mantener la objetividad de los pensamientos.

14. Pasión de Pensamiento

El deseo más fuerte, coraje, perseverancia y determinación para ejercitar e implementar sus pensamientos.

15. Intuitividad de Pensamiento

La capacidad de conectarse instantáneamente con el subconsciente a la vez de reconciliar el conocimiento refinado con el sentido común.

16. Positivismo/Buenas Razones de Pensamiento

La capacidad de mantener una mente positiva y alegre de forma continua, es decir, una actitud positiva por una razón positiva que está íntimamente relacionada con el rasgo n. ° 9, la intención del pensamiento.

17. Inferencia Activa

La capacidad de minimizar la energía libre para reducir el error de predicción y la sorpresa, prosperando con la incertidumbre y el cambio, i.e., volviéndose tropofilico.

18. Premonición

La capacidad de prever el futuro.

19. Inteligencia Emocional

Por último, pero ciertamente no menos importante, es la capacidad de manejar emociones altamente positivas y/o altamente negativas. Todos los días estamos expuestos a circunstancias positivas y negativas que revelarán nuestros verdaderos colores. Para mantenernos objetivos y evitar sesgos subjetivos, debemos ejercer nuestra inteligencia emocional.

Todos estos rasgos, y algunos más*, son parte del pensamiento crítico. Scriven y Paul afirman que “el pensamiento crítico varía según sus motivos.” Cuando el motivo es egoísta, se manifiesta en la manipulación de ideas para servir al interés creado. Como tal, es intelectualmente defectuoso, por muy exitoso que sea en la práctica. Cuando el pensamiento se basa en la imparcialidad y la integridad intelectual, tiene un orden intelectual superior, aunque está sujeto a la acusación de “idealista” por aquellos habituados a su uso egoísta.

El pensamiento crítico, por lo tanto, incluye el pensamiento científico, el pensamiento matemático, el pensamiento histórico, el pensamiento antropológico, el pensamiento económico, el pensamiento moral, el pensamiento ético, y el pensamiento filosófico.

Entonces, ¿cómo podemos desarrollar aún más nuestras habilidades de pensamiento crítico?

Bueno, piénsalo de esta manera, el preguntar “¿Por qué”? es como llamar a una puerta. Mientras que el preguntar “¿Qué pasaría si?” es como espiar a través de una ventana.

Hasta la fecha, no hay una sola persona que haya manifestado, o que manifieste, el uso completo del pensamiento crítico completo, es decir, el uso de todos los rasgos de una mente bella.

Todos los humanos todavía estamos sujetos a pensamientos indisciplinados y/o irracionales. Su calidad sigue siendo una cuestión de grado y depende, entre otras cosas, de la calidad y la profundidad de nuestras experiencias. Por lo tanto, la importancia de un entorno enriquecedor en la primera infancia para el desarrollo saludable de la Inteligencia Emocional (IE).

La IE abarca los últimos nueve rasgos de una mente bella. Ser capaces de administrar nuestra inteligencia (incluyendo, por supuesto, nuestras emociones) es, por lo tanto, el aspecto más importante del pensamiento crítico.

Hasta ahora, solo hemos podido ser pensadores críticos hasta cierto punto, con algunos chispazos de genialidad y algunos puntos ciegos, sujetos a determinadas tendencias hacia el autoengaño y emociones positivas / negativas. Sin embargo, a través del poder de la evolución, esto cambiará drásticamente ante los ojos de nuestros nietos.

Para resumir, el mejor rasgo de una mente bella es su capacidad de pensamiento crítico.

A lo largo de la historia, han habido varias mentes bellas como la de Aristoteles, Leonardo da Vinci, Albert, Einstein, John Nash, etc.. Sin embargo, ninguna de estas mentes se puede comparar siquiera con la del Hijo del carpintero.

¡A La Salud De Una Mente Bella Y Del Pensamiento Crítico!

*Sin duda debe haber más rasgos del pensamiento crítico que poco a poco saldrán a la luz!

JC Wandemberg Ph.D.

Presidente & Fundador

Sustainable Systems International

Sobre el author: El Dr. Wandemberg es consultor internacional, catedrático y analista de asuntos económicos, ambientales, sociales, administrativos, y politicos. Por los últimos 30 años el Dr. Wandemberg ha colaborado con corporaciones, comunidades, y organizaciones integrando sostenibilidad a través de procesos de auto-transformación organizacional y mediante Principios de Diseño de Sistemas Abiertos, catalizando así una Cultura de Transparencia, Confianza, e Integridad.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store